Doctrinas Bautistas - Doctrina de los Justos y los Malvados

 

 

Texto: Juan 3:18

Introducción: En el mundo hay cientos de diferentes razas y más de 3,000 idiomas y dialectos. Las Naciones Unidas se compone de mas de 140 naciones y hay algunas naciones que no son miembros. Los pueblos del mundo se visten de varias maneras y modos y viven en muchos diferentes tipos de casas. También hay en el mundo personas muy sabias y algunas muy tontas. Además, hay algunas muy bonitas y otras muy feas. A pesar de todas estas diferencias y distinciones, para Dios hay solamente dos grupos. Son los justos y los malvados. Imaginemos si fuera posible reunir toda la gente en el mundo con una persona en medio. Cada uno de Uds. pertenece a uno de estos grupos. ¿Cuál es el suyo? Es muy importante saber en que grupo se encuentra porque hay mucha diferencia entre ellos en esta vida y en la venidera.

I. La Diferencia en esta vida.

A. Los justos son los que han sido justificados por la gracia de Dios (Rom. 3:24). Antes eran también malvados pero un día se arrepintieron de sus pecados y aceptaron al Señor Jesucristo como su Salvador. Entonces el Espíritu Santo hizo su obra en sus corazones apartándoles y separándoles para Dios. Son salvos. Sus pecados son perdonados y delante de Dios son como si nunca hubieran pecado. Son hijos de Dios (Jn. 1:12) y gozan del favor de Dios. La Biblia dice que los justos están muertos al pecado. (Rom. 6:2 y 11). Es decir, que el pecado no domina sus vidas. También la Biblia dice que tienen vida eterna. (Jn. 5:24).

B. Los malvados son los que continúan en impenitencia e incredulidad. No han creído en el Señor Jesucristo. Entonces están perdidos, o sea, que ya están condenados por su propia incredulidad, (Jn. 3:18) y la ira de Dios está sobre ellos. (Jn. 3:36). Están separados de Dios (Efesios 2:12, Isaías 59:2) por su pecado. En contraste a los justos, que tienen a Dios como padre, los inconversos tienen al diablo como padre. (Jn. 8:42-44). Espiritualmente ya están muertos (Efesios 2:1). El mensaje de Dios para tales personas es "arrepentíos y convertíos".  Hechos 3:19.

II. La diferencia en la Vida Venidera.

A. Los justos al morir irán directamente a estar con Cristo. (Filipenses 1:21 y 23, y II Corintios 5:6-8). Tienen una herencia maravillosa esperándoles. (I Pedro 1:3-4; Filipenses 3:20-21). Puede ser que ni aún tengan que morir porque Cristo puede venir en cualquier momento. (I Cor. 15:51-52). Pasarán toda la eternidad con el Señor. (I Tes. 4:13-17).

B. Los malvados. El futuro que les espera es la muerte y después, el juicio. Hebreos 9:27. Cuando mueren van directamente al infierno (Lucas 16:22-23) para ser resucitados para aparecer delante del gran trono blanco (Apocalipsis 20:11-15) y ser lanzados al lago de fuego para sufrir el castigo que merecen, por toda la eternidad.

Conclusión: ¿A cuál grupo pertenece Ud.? (Juan 3:18).