LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

 

Charles Taze Russell, perturbado por la instrucción doctrinal del castigo eterno, se ''convirtió'' a la doctrina de los adventistas, y se reunió a ellos. Después surgieron diferencias de interpretación bíblica. Russell colaboró estrechamente con el adventista N.H. Barbour, y juntos publicaron el "Heraldo de la Presencia de Cristo". La organización moderna de los testigos de Jehová comenzó en 1879, 5 años después de que Russell y sus colaboradores iniciaran un estudio exhaustivo de la Biblia, en especial de la segunda venida de Cristo y del milenio. En 1884 la organización se registró como una sociedad religiosa no comercial. El nombre de Zion's Watch Tower Tract Society permaneció hasta 1896 y fue cambiado por el de Watchtower Bible and Tract Society.

En el curso de su octogenaria historia, los testigos han cambiado considerablemente sus doctrinas, basándose en una ''revelación progresiva'' que sirve para arrojar nueva luz sobre la conclusa revelación de la Escritura. Sobre semejante ''revelación progresiva'' de los testigos, Gruss dice que ''casi toda ella es eminentemente subjetiva". W.J. Schnell declara por su parte que ''como fiel creyente en la luz progresiva y buen testigo de Jehová, he observado que la revista ''La Atalaya'' ha cambiado nuestras doctrinas, entre 1917 y 1928, por lo menos ciento cuarenta y ocho veces".

La Iglesia primitiva enseña que la inspiración se terminó con el Apocalipsis y la iluminación del Espíritu Santo.

Charles Russell era un hombre que tenía frecuentes altercados con la justicia. Perjuró ante tribunales, y su esposa consiguió la sentencia de divorcio porque el juez del Tribunal Supremo de Ontario opinó que ninguna mujer de mediana sensibilidad podía vivir con un hombre tan egocéntrico y arrogante. El diario ''The Brooklyn Eagle'' le acusó en sus páginas del delito de fraude.

Llena de hechos semejantes transcurrió su vida toda, hasta que, en noviembre de 1916, el ''pastor'' murió cuando viajaba en un tren transcontinental. Joseph Franklin Rutherford, inmediatamente anduvo los pasos para quedarse con la sucesión del difunto. Rutherford, un juez, se traslado a Nueva York, donde el 6 de enero de 1917 fue elegido Presidente de la Watch Tower Bible and Tract Society. Este fue su cargo hasta su muerte en 1942.

El juez, junto con algunos miembros de su equipo, pasó nueve meses en la cárcel, acusado de ''actividades anti-americanas''.

En 1931 la Convención anual de Columbus, Ohio, se adoptó el nombre actual de ''Testigos de Jehová''.

Rutherford, a su vez, fue sucedido por Nathan Homer Knorr como presidente de la organización.

Además de numerosos folletos, las publicaciones normales son ''La Atalaya'' 'que anuncia el reino de Jehová' (3,800,000 ejemplares), y ''Despertad", (3,250,000 ejemplares), ambas de aparición quincenal. La ''traducción Nuevo Mundo'' no solo sustituye la cruz de Cristo por ''una madera de tormento", sino que en otros muchos aspectos muestra su animadversión y prejuicio hacia la terminología remanecientes de las verdades centrales del cristianismo. El nombre de ''testigos'' viene sugerido por Isa. 43:10: ''Vosotros sois mis testigos, dice Jehová''. Los primeros testigos fueron Abel, Enoc, Noé, etc., y así hasta Juan el Bautista dicen ellos. ''El mismo Jesucristo fue 'el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios', que tiene la preeminencia entre los demás testigos''. ''Este testigo principal designó a otros para que continuaran testimoniando del Reino, diciendo: 'me seréis testigos... hasta lo último de la tierra'".

Schnell cuenta siete etapas en el período de adoctrinamiento de los testigos: prestación de libros a los futuros conversos, cita personal, comentario de los libros prestados, asistencia a las ''salas del reino", asistencia a los cultos, reparto de literatura (libros y folletos) y por último, el bautismo.

El error fundamental del russellismo, que no cesa de ser promulgado por los testigos de Jehová, es su inflexible racionalismo. Schnell dice que los testigos recurren a solo seis y medio por ciento de la Biblia, sin embargo, colocan su razón por encima de la Biblia.

La Trinidad es negada. ''La verdad clara y simple es que este es otro de los intentos satánicos por apartar a las personas temerosas de Dios del conocimiento de Jehová y de Su Hijo Jesucristo. No, la Trinidad no existe". En contra lea I Juan 5:7; Mat. 28:19.

No hay ni un solo testigo que se reconozca a si mismo como un pecador perdido y necesitado de un Salvador sobrenatural. De aquí es como este sistema niega la divinidad de Cristo con tanta vehemencia como la Trinidad. Juan 1:1-2: ''Originalmente la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios". De manera que la Palabra o el logos vino a la existencia mucho antes de que una de las criaturas posteriores de Dios se convirtiera en un diablo... ''El principal de la criaturas de Dios bajo Él es su hijo que vino a la tierra y recibió el nombre de Jesús. La Biblia manifiesta que este había vivido como criatura espiritual en el cielo antes de venir a la tierra". (Estas buenas nuevas del reino, p. 6, 1955). En contra lea Heb. 1:2-3; Fil. 2:5-11.

Ellos dicen que Jesús no fue al cielo en su cuerpo humano, ni regresará en él. Dicen que vino espiritualmente en 1914. En contra lea Juan 20:17; Luc. 24:38-43; I Tes. 4:13-17.

Enseñan que por la obediencia o por la desobediencia, sabrá si es digno de la vida eterna. Isa. 53:5 en contra. Jesús murió por nuestros pecados. Dicen que Seol o Hades siempre significa el sepulcro. En contra Luc. 16:19-31. Dicen que el infierno es ''destrucción eterna". Lea Apoc. 14:11 y Mar. 9:44-48.


Regreso a LITERATURA BAUTISTA